0 Comentarios

Para quien conoce o por lo menos ha visto el funcionamiento de reductores, bombas y similares, es evidente que la lubricación de sus engranajes juega un papel clave para obtener su mejor rendimiento, por lo tanto, la correcta lubricación del equipo alarga su vida útil. Adicionalmente, y este es un punto que no se tiene en cuenta o suele pasarse por alto es la vida útil del lubricante; usted debe asegurarse o la persona encargada, debe llevar un registro de cada cambio de aceite y de esta forma optimizar tanto recursos como compras innecesarias.

Repasemos qué hace un lubricante dentro de un reductor de velocidad; las velocidades de movimiento de los engranajes generan alta fricción en sus componentes internos, los lubricantes forman una capa muy delgada que protege y permite un movimiento más suave, reduciendo la fricción y la temperatura generada por la acción de deslizamiento y rodadura. Esta protección de lubricante se llama película elastohidrodinámica que permite una fina separación de superficies y por lo tanto reducción del desgaste de los engranajes. Una muy fina capa genera picaduras en los dientes y una capa casi inexistente genera raspaduras y fallos. Cuando se tiene un reductor de velocidad debe revisarse el nivel de lubricante porque, un nivel bajo significa una película más delgada que la requerida para proteger los componentes internos.

Tal como es importante mantener siempre un nivel correcto de lubricante, el tipo de lubricante utilizado también lo es. Su reductor de velocidad requiere de un lubricante con viscosidad ISO adecuada para el entorno en donde se va a instalar, la temperatura ambiente y el fluido a movilizar son determinantes. El uso de un lubricante certificado y probado es necesario porque a medida que aumentan las cargas de operación en el reductor, la temperatura y la viscosidad requerida aumentan.

La vida útil de su reductor de velocidad requiere de la programación de mantenimiento preventivo para el cambio de aceite, debe lograrse un punto de equilibrio entre la frecuencia y las tareas necesarias que son únicas para cada proceso productivo. Gracias al funcionamiento del reductor de velocidad, el lubricante empieza a oxidarse y los depósitos de lodos y ácidos empiezan a formarse en el interior. Con el mantenimiento se busca que estos depósitos sean retirados para que no ataquen los componentes interiores y no eviten la formación de la película.

Dentro de los controles y registros requeridos para su reductor de velocidad, las temperaturas de funcionamiento son indispensables, porque altas temperaturas generan mayor contaminación del lubricante por ende fallas, daños, gastos, paradas, y otras consecuencias conocidas; igual de importante son las horas de trabajo, por ejemplo, un lubricante debería ser cambiado cada 2500 horas (depende de condiciones operativas).

Los reductores de velocidad en Perú se utilizan en toda actividad que requiera de una caja de cambios. INDUCOM y su marca asociada EVERLAST, ofrece a nuestros clientes y consumidores los reductores de velocidad con las siguientes características:

  • Potencia: 4 – 22 kW
  • Factor de servicio: 0.85 – 4
  • Varias opciones de montaje
  • Máxima salida de velocidad: mayor a 100 rpm
EVERLAST_reductores_¿Podemos-aumentar-la-vida-útil-de-nuestros-reductores1
inducom peru
Categorias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DIRECCION: Av. Nicolás Arriola N° 849 y N° 851, Distrito de La Victoria, Provincia y Departamento de Lima

TELEFONO: 979 400 344