Bombas peristálticas, la solución para tratamiento de agua potable y aguas residuales

0 Comentarios

El funcionamiento de las bombas peristálticas se basa en un principio de simplicidad que aporta numerosas ventajas frente a otras bombas industriales. El cuerpo de la bomba peristáltica tiene alojado en su interior un elemento tubular, que se comprime por la acción del rotor y recupera al instante su forma inicial. En estos dos pasos se crea vacío y se aspira fluido. El líquido aspirado es empujado suavemente hacia la salida.

Se trata de bombas volumétricas de desplazamiento positivo con muchas ventajas: son auto aspirante, pueden girar en seco indefinidamente, no tienen cierres mecánicos o válvulas, son reversibles, silenciosas, precisas en la dosificación, fáciles de limpiar, resistentes a la corrosión y con un mantenimiento muy sencillo.

Todas estas características hacen que las bombas peristálticas obtienen  excelentes resultados en aplicadas a tratamiento de agua potable y aguas residuales.

Puesto que soportan líquidos con sólidos o partículas en suspensión y son resistentes a la corrosión, pueden tratar u medir sustancias químicas y reactivas, como hipoclorito de sodio, cal, sosa cáustica o polímeros activados en polvo, entre otros.

Funcionan a la perfección para bombear fluidos limpios, como el agua potable, ya que la única parte de la bomba que entra en contacto con el fluido es el interior del tubo. Gracias a ello, se evita la contaminación de líquidos, se evitan obstrucciones y se facilita la limpieza y esterilización.

El lodo puede suponer un problema con otro tipo de bombas industriales, pero las bombas peristálticas son resistentes a la abrasión, por lo que son las más adecuadas para la transferencia de lodos y de aguas residuales.

La gama de bombas peristálticas Albin Pump abarca cuatro familias diferentes y más de veinte modelos, por lo que es fácil encontrar aquella que se adapte a la perfección a sus necesidades de tratamiento de agua.

Las bombas se la son la mejor solución para dosificación y trasvase de fluidos con pequeño caudal y baja presión, tanto si tienen partículas en suspensión como si tienen aire u otros gases. Son muy adecuadas para el tratamiento de aguas (toma muestras, alimentación de membranas filtrantes y dosificación de productos químicos, entre otros).

Sin saberlo, el agua que usted se toma todos los días, requiere para su tratamiento y potabilización, las bombas dosificadoras.

Las bombas dosificadoras son dispositivos utilizados para regular la cantidad de alguna sustancia que es suministrada a un equipo o proceso; dichas bombas son capaces de administrar de manera constante el mismo volumen.

En el mercado existe una gran variedad de bombas dosificadoras, las cuales van a variar en su exactitud y precisión de acuerdo al tipo, las más usadas son: Diafragma, rotatorias, de tornillo y peristálticas.

Las bombas dosificadoras se utilizan ampliamente para diversos procesos en las industrias química, petroquímica, farmacéutica, alimentaria, plástica, en agricultura y en laboratorios especializados.

por ejemplo para suministrar la porción precisa de cloro en la etapa terciaria en el tratamiento de aguas, la correcta dosificación de abono en cultivos, la exacta cantidad de principio activo o vehículo que debe contener un medicamento, también son utilizadas en procesos donde la sustancia a administrar es peligrosa para el ser humano y se requiere regularla y medirla

Categorias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *