0 Comentarios

La seguridad alimentaria es un tópico de primordial atención en cualquier lugar del mundo y de cualquier gobierno que cuide la salud de sus ciudadanos. La posibilidad de obtener prácticamente alimentos “recién cultivados” en lugares a kilómetros de distancia de los cultivos es más que viable. Este transporte de alimentos beneficia a algunos y perjudica a otros, en los diferentes niveles de la línea productiva; beneficia especialmente a quienes pueden invertir en equipos, procesos, instalaciones y adecuaciones para asegurar la inocuidad de los alimentos y productos que venden.

La responsabilidad recae sobre todos los actores a lo largo de la cadena de valor (Agricultores, encargados de transporte y acopio antes y después de la transformación, encargados de procesamiento, transformación y empaque, retailers y consumidores finales). La rigurosidad de la normatividad dirigida a la seguridad alimentaria es basta y existe para cada actividad implicada; estas exigencias aplican con mayor rigurosidad y su cumplimiento debe ser meticuloso cuando se trata de alimentos tipo exportación, porque países de América del Norte, Europa y Asia así lo demandan.

La FDA es la agencia norteamericana para la protección de la salud pública, controlando y supervisando productos médicos y tabaco, alimentos y medicina veterinaria, operaciones y políticas regulatorias globales y operaciones. En cuanto a la seguridad alimentaria, controlan que los alimentos sean seguros, saludables, sanitarios y que estén debidamente etiquetados. Desde que las primeras recomendaciones y normatividades referentes a alimentos fueron expedidas, su enfoque respondía a eventos de contaminación de los alimentos (se puede decir que el producto final).

Sin embargo, evidencias obtenidas tras años de estudios e investigaciones indican que controles en etapas tempranas (desde la siembra), permiten obtener alimentos con mayores valores nutricionales y de menor riesgo para el consumidor final. La FDA en el año 2011 redirigió sus políticas y controles hacia la prevención para la fabricación, esto significa que, prácticamente todo involucrado en la cadena debe contar con el registro FDA. Este redireccionamiento se hace efectivo con la Ley de Modernización de la Seguridad Alimentaria (FSMA); esta nueva Ley tiene siete reglas principales de implementación con acciones específicas, dirigidas a cada punto de la cadena de suministro global, se listan a continuación:

  • Controles preventivos para alimentos para humanos
  • Controles preventivos para alimentos para animales
  • Seguridad de los productos
  • Programa de verificación de proveedores extranjero
  • Certificación de terceros
  • Food Defense (adulteración intencional)
  • Transporte sanitarioCuando hablamos de productividad y seguridad alimentaria para procesos como el transporte de fluidos alimenticios, las bombas sanitarias son las indicadas. Para el transporte de fluidos con nivel de viscosidad baja las bombas centrífugas son las utilizadas por excelencia, pero cuando los fluidos son altamente viscosos se suelen utilizar bombas de desplazamiento positivo. Esta diferenciación tiende a un punto medio en la actualidad gracias al continuo desarrollo de bombas y tecnologías con mayor adaptabilidad. Cuando se trata de bombas sanitarias, las bombas Waukesha en Perú ocupan los primeros lugares en calidad y rendimiento.En INDUCOM estamos comprometidos con el suministro de soluciones industriales para diferentes sectores productivos, brindando una amplia gama de bombas sanitarias en Perú.
BLOG1_MES3_PERÚ_WAUKESHA_La-modernización-del-marco-regulatoria-de-seguridad-alimentaria---FDA1
inducom peru
Categorias:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DIRECCION: Av. Nicolás Arriola N° 849 y N° 851, Distrito de La Victoria, Provincia y Departamento de Lima

TELEFONO: 979 400 344